miércoles, 1 de marzo de 2017

11-M: El informe secreto hallado por el Ministerio del Interior es otro varapalo importante a la “conspiranoia política y mediática”

Como todos los años, es habitual que en fechas cercanas a las conmemoraciones del 11-M se recrudezcan los bulos de la "conspiranoia política y mediática" en torno a los atentados del terrorismo yihadista del 11 de marzo de 2004 en cuatro trenes de cercanías de Madrid. De hecho, he leído alguno que ha vuelto a circular en estos días, y del que ya di cuenta en una entrada en mi Blog ni más ni menos que ¡¡¡el 1 de agosto 2012!!! con el título El 11-M, José Luis Rodríguez Zapatero y Pedro J. Ramírez. Habiéndose quedado sin argumentos, los conspiranoicos se repiten, a ver si algún incauto pica.

Pero dejando atrás las ya trasnochadas mentiras, destaco que el periódico El Mundo sigue la estrategia de poner grandes titulares tendenciosos y equívocos, sobre todo cuando hay personas que sólo leen el gran titular de la portada y luego no leen el artículo, porque si lo leen van a caer en la cuenta que no se justifica ese gran titular para lo que luego admite el artículo. En mi opinión, es una forma engañosa de hacer periodismo; yo no lo considero periodismo. Recientemente y en relación a un "informe secreto" hallado por el Ministerio de Interior (por lo tanto, un informe ya desvelado), un gran titular de portada de El Mundo fue: La Policía admite fallos en la custodia de la mochila del 11-M. Un titular que sirve para alimentar a los teóricos de la conspiración política y mediática, y que contribuye a seguir hurgando en la herida con el consiguiente agravamiento de las secuelas psicológicas en víctimas. Sin embargo, como he dicho antes, la lectura pausada del contenido del artículo escrito por Fernando Lázaro empequeñece el gran titular de la portada al tiempo que reafirma lo fundamental de lo ocurrido y sentenciado en los atentados del 11 de marzo de 2004.

Del propio informe elaborado por la Brigada de Análisis y Revisión de Casos (BARC), así como de las publicaciones en diferentes medios de extractos del informe, señalo las conclusiones más relevantes:


  • La mochila de Vallecas que no explotó llevaba una bomba con un teléfono móvil en su interior. Su desactivación permitió a los investigadores obtener datos y pistas que llevaron al locutorio de Lavapiés y a la detención de Jamal Zougam, así como a la casa de Morata de Tajuña, Madrid, donde en anteriores días fueron fabricados los artefactos explosivos.
     
  • Desde la introducción en bolsones de los efectos hasta su apertura en la comisaría de Puente de Vallecas, los objetos se encontraron en todo momento bajo custodia y los testigos policiales descartan la posibilidad de que se manipularan durante el traslado. La BARC concluye que entre el artefacto localizado en esa comisaría y los que fueron desactivados en otros lugares relacionados con los atentados, existen elementos comunes que indican que fue depositada en el tren por los terroristas.
     
  • La Audiencia Nacional avaló la mochila de Vallecas como la pieza clave para resolver los atentados del 11-M en los que fueron asesinadas 191 personas y heridas alrededor de 2.000. El tribunal presidido por el juez Javier Gómez Bermúdez defendió la autenticidad de la bolsa que contenía un artilugio explosivo; bolsa que fue desactivada un día después del 11 de marzo en el parque Azorín del madrileño barrio de Vallecas.
     
  • El tribunal reflejó también en la sentencia que la cadena de custodia de este efecto no se rompió. Sentenció que no hay indicio alguno de un deficiente control de los efectos que, en todo momento, estuvieron bajo custodia de funcionarios policiales determinados, resaltando que existe un enlace múltiple, unívoco, preciso y directo entre el explosivo desactivado en el parque Azorín y los distintos escenarios de los atentados. La sentencia también realiza un informe detallado tanto del teléfono como de la tarjeta del aparato intervenidos en esa bolsa y que fueron la clave policial para llegar a Jamal Zougam, concluyendo que del análisis de la prueba practicada sobre la tarjeta del teléfono que tenía la bomba desactivada en Vallecas se pudo llegar hasta el locutorio de Jamal Zougam, en la calle Tribulete del barrio de Lavapiés, en Madrid. Concluyendo también que el análisis del teléfono conduce a afirmar que las personas que los adquirieron entre el 3 y el 8 de marzo en Bazar Top formaban parte del grupo terrorista y estuvieron en la casa de Morata de Tajuña, Madrid.
     
  • La propia Fiscalía de la Audiencia Nacional, teniendo en cuenta los Antecedentes de Hecho y los Fundamentos Jurídicos, ha decretado que:

    Una vez examinado su contenido, se constata que el informe en cuestión no contiene ningún dato, indicio o elemento incriminatorio nuevo y/o distinto, de los ya incorporados en su día al procedimiento judicial, que justifique una reapertura de la misma a los efectos  de iniciar nuevas líneas de investigación o esclarecer nuevas responsabilidades en la planificación y ejecución de los atentados, acordando el archivo sin más trámites de las diligencias de investigación.

lunes, 3 de octubre de 2016

El 11-M y el periodista de El Mundo, Fernando Lázaro

Con motivo del intento del condenado por el 11-M, José Emilio Suárez Trashorras, de solicitar que el tribunal le aplique la prisión permanente revisable, el periodista de EL MUNDO, Fernando Lázaro, en su artículo de fecha 2 de octubre de 2016 titulado Trashorras reclama la 'cadena perpetua' y la Fiscalía se opone, escribe lo siguiente: "La Justicia consideró probado que el ex minero consiguió en Asturias el explosivo que necesitaban los radicales de Madrid para fabricar las mochilas bomba que colocaron en los trenes".

"Los radicales de Madrid", dice Fernando Lázaro. ¡Qué bonito, qué bien queda, qué almibarado! He sondeado diferentes significados de la palabra radical y he encontrado: perteneciente o relativo a la raíz, fundamental o esencial, total o completo, cambio radical, extremoso, tajante, intransigente... Pero no he encontrado ningún equivalente entre la palabra radical y la palabra terrorista. Incluso en el espectro político ha habido y hay partidos políticos que se denominan Partido Radical, en cuyo ideario está el objetivo de realizar cambios radicales, pero no la realización de atentados terroristas.

De modo que lo de "los radicales de Madrid" que escribe Fernando Lázaro, llamando "radicales" a los terroristas que ejecutaron los atentados terroristas del 11 de marzo de 2004, se me antoja como una excusa artificiosa para eludir referirse al terrorismo islamista. Teniendo en cuenta los relatos actuales sobre el terrorismo, supongo que serán muchos los que digan que, con la frase "los radicales de Madrid", Fernando Lázaro está intentando blanquear el terrorismo islamista, pues no olvidemos que, en otro terrorismo distinto al islamista, Fernando Lázaro ha señalado muy clara y significativamente al terrorismo etarra, sin eufemismos, cuando ha hablado del terrorismo de ETA. ¿Se imagina Fernando Lázaro a familiares de asesinado en Bilbao por el terrorismo etarra si leyesen "La Justicia consideró probado que [fulanito] consiguió en [tal o cual sitio] el explosivo que necesitaban "los radicales de Bilbao" para fabricar la bomba que colocaron en los bajos del coche"?

Lo de Fernando Lázaro me parece bochornoso. Los teóricos de la conspiración del 11-M han elucubrado numerosas falsedades acerca de quiénes fabricaron las mochilas bomba que colocaron en los trenes. Hoy tenemos una versión nueva, la del periodista de EL MUNDO Fernando Lázaro: Fueron "los radicales de Madrid".

jueves, 11 de agosto de 2016

SÍ SE PUEDE Y SE DEBE LUCHAR CONTRA EL OCULTAMIENTO DEL 11-M

El número 30 agosto 2016 de la revista ICON-El País publica un texto que me ha dejado estupefacto. El texto lleva por título 11 DE SEPTIEMBRE LA MADRE DE TODAS LAS CULPAS, y su autor es IÑIGO LÓPEZ PALACIOS.

Con el fin de mostrarles mi perplejidad, les expongo a continuación un pequeño pero para mí muy significativo párrafo del citado texto: "La caótica invasión de Irak, algo que a largo plazo ha desembocado en el nacimiento y crecimiento del ISIS, es consecuencia del 11-S, y siguiendo ese mismo hilo causal también lo es la actual situación política en España. La dificultad casi insalvable para formar gobierno se debe a la ruptura del bipartidismo parlamentario tras la entrada de dos nuevos partidos, Ciudadanos y Podemos. El origen de este último está en el movimiento 15-M, que a su vez se remonta a las protestas del "No a la guerra de Irak", que fue una consecuencia a su vez del 11-S".

Antes de nada, quiero dejar claro que no es que yo cuestione que Iñigo López Palacios cite a Ciudadanos, al 15-M y a Podemos, más allá de que discrepe con él cuando dice que el 15-M, se remonta a las protestas del "No a la guerra de Irak". En mi opinión, el nacimiento del 15-M se debe al rechazo de determinadas políticas de empleo, sanidad, educación, vivienda, etc. y por la falta de expectativas de futuro para muchas personas, así como por la indignación y protestas ante la corrupción rampante en determinados partidos, organizaciones e instituciones. En cualquier caso, sobre este asunto, opiniones como las de Iñigo López Palacios o la mía, u otras, son debatibles, analizables; pero lo que no es de recibo, lo que me resulta inadmisible es el ocultamiento que hace del 11-M: once de marzo de dos mil cuatro, fecha de los atentados del terrorismo islamista en trenes de cercanías de Madrid. ¿Cómo es posible que un extenso texto de cuatro páginas que habla de Al Qaeda, del 11-S, de la invasión de Irak, del Estado Islámico (ISIS), incluso del reciente atentado en Niza, oculte el 11-M? No puedo interpretarlo como un descuido ni como un olvido. Lo percibo como un acto deliberado de ocultamiento realizado por el autor del texto con no sé qué determinada intencionalidad (¿política, económica, estrategia de marketing para captar lectores entre Ciudadanos y Podemos?...), y que, sin embargo, sí introduce una cita a Ciudadanos, el 15-M y Podemos, que más bien parece metida con calzador y a destiempo, con un tinte demagógico impropio de quien pretende argumentar acerca de las consecuencias del terrorismo islamista.

No queda otra que seguir luchando: contra la conspiranoia política y mediática, contra el ninguneo, contra el olvido, y ahora, por lo que se ve, también contra descarados e injustificables ocultamientos del 11-M, como el llevado a cabo por Iñigo López Palacios

Sí se puede y se debe luchar contra el ocultamiento del 11-M. Está en juego la Memoria Histórica del 11-M.

martes, 19 de julio de 2016

En qué estaba yo cuando el atentado en NIZA


Suele ocurrir que cuando, llegado el mismo día, se rememora la fecha del once de marzo de dos mil cuatro, hay quienes se paran a recordar y reflexionar sobre qué hacían o pensaban aquel día a aquella hora de los atentados del terrorismo islamista en los trenes de cercanías de Madrid. De igual manera, me he parado a pensar en qué hacía o pensaba yo en el momento del atentado en Niza: Pues estaba pensando en la forma de dar cuerpo en mi Blog a dos noticias que de alguna manera, más de doce años después seguían todavía la estela dejada por los atentados yihadistas del 11-M.


La dinámica actual de los atentados del terrorismo islamista hace que haya noticias que se superpongan rápidamente, que algunas pasen casi al olvido o se diluyan sin que se haya podido hacer un análisis a fondo más allá de tuits, retuits, pequeñas notas de whatsapp o de facebook.


Las dos noticias en las que pensaba yo cuando se produjo el atentado en Niza, eran:

PRIMERA NOTICIA



La intensidad informativa es tanta que no queremos que sepulte una noticia que su protagonista merece que sea conocida. Él y la salud democrática de España. Me refiero al que era jefe de los Tedax, Juan Jesús Sánchez Manzano, cuando ocurrió la masacre del 11 M en Atocha.

12 años después, 12 que habrán sido extraordinariamente largos para el comisario Sánchez Manzano, la Audiencia provincial de Madrid cierra para siempre la ignominia con que han intentado destrozar su vida. Se cierra el proceso judicial que intentó acusarle nada menos que de “ocultar y falsear” pruebas de los atentados del 11M. Sánchez Manzano se convirtió en una de las dianas preferidas de las nefastas teorías conspiranoicas que tuvo que soportar este país durante una década. El, como muchos de los protagonistas policiales y judiciales que estuvieron en primera línea tras el atentado de Atocha, tuvieron que cambiar de destino, desgastados profesional y personalmente por bulos y venenos mediáticos y políticos.

En el día en que el mismo yihadismo que asesinó en Madrid a 192 personas, ha vuelto a producir una nueva masacre en el aeropuerto de Estambul, es de justicia rendir tributo a brillantes policías españoles que no solo se enfrentaron a la barbarie sino también al más mezquino de los manoseos políticos.

Enhorabuena, comisario Sánchez Manzano, por ese carpetazo definitivo de la justicia.

SEGUNDA NOTICIA

Relacionada con la diferencia entre los insultos en redes al torero Víctor Barrio, muerto por un toro, y los ataques a Pilar Manjón, madre de un asesinado por terroristas islamistas el 11-M. Ver ¿Qué diferencia hay entre los ataques a Pilar Manjón y los insultos en redes al torero Víctor Barrio? (La Sexta TV)


En esas estaba yo, más de doce años después del 11-M
¡quién lo diría!, cuando se produjo el atentado en Niza, ocurrido como quien dice antes de ayer.

Para rematar, escribe Arcadi Espada en un artículo en el periódico EL MUNDO el 17/07/2016 titulado Memoria del terror: “...La segunda matanza de Atocha dispuso, en 2004, a mis ojos, el más grandioso escenario de un acto terrorista. Fueron tan enormes sus consecuencias para la moral pública de los españoles, tanta la degradación de su política y de su periodismo que provocaron el mayor éxito a que puede aspirar una matanza terrorista: convertir a las víctimas en un daño colateral. Toda la putrefacción española arranca de ahí, y aquí sigue. El terrorismo no gana nunca. Entre nosotros, sin embargo, la inmoralidad y la superstición aún sostiene que los islamistas del 191-M volaron la estación para provocar un cambio de gobierno. O sea que nunca como entonces el terrorismo ha estado a punto de ganar...”.

¿Será capaz Arcadi Espada de tomar conciencia de hasta qué punto el periódico EL MUNDO –en el que escribe– es desde el 11 de marzo de 2004 uno de los máximos exponentes de la degradación periodística y la putrefacción de las que habla?

 

Entrevista de Julia Otero en ONDA CERO a Juan Jesús Sánchez Manzano, el comisario Juan Jesús Sánchez Manzano, máximo responsable de los TEDAX el 11 de marzo de 2004. 

  
Libro LAS BOMBAS DEL 11-M: Relato de los hechos en primera persona, por Juan Jesús Sánchez Manzano, Comisario Jefe de los Tedax (2002-2006)

EL JUEZ MORENO INVESTIGA HUMILLACIONES EN TWITTER A PILAR MANJÓN

 

11-M: MI QUERELLA CRIMINAL CONTRA LA IDENTIDAD @ARRIBA_AE ¡ARRIBA ESPAÑA!