viernes, 21 de diciembre de 2012

JOSÉ MARÍA AZNAR Y EL 11-M


Abrí el enlace y leí su contenido. Era un artículo de Enric Sopena, director de ELPLURAL.COM, titulado "En Irak sí hubo violencia y sangre, ‘dictadorzuelo’ Aznar", que hacía referencia a las declaraciones de José María Aznar a Federico Jiménez Losantos comparando el independentismo catalán -ahora efervescente- con el golpe de Estado del 23-F y con la masacre del 11-M

Yo no tenía un buen día. El día antes fue día 19; hubiese sido el 29 cumpleaños de Daniel, la Navidad estaba a la vuelta de la esquina... y pensé: ¡Otra vez este individuo "dando por saco" con el 11-M para tratar de seguir engañando a los demás y de paso tratar de aplacar y acallar su conciencia!

Pero de inmediato recordé una carta al director que yo había escrito en el 2009 y me dije: ¡Pero si le dije entonces lo mismo que estoy pensando en decirle ahora!, ¿para qué escribir nada nuevo? Si él sigue con su paranoia, lo único que tengo que hacer es recordársela a los demás. Así es que he pensado que es suficiente con transcribir de nuevo dicha carta escrita el 4 de julio de 2009 titulada EL 11-M Y AZNAR que, curiosamente, hice a raíz también de otro resumen en elplural.com de también otra entrevista de Losantos a Aznar. Esta es la carta que, por otra parte, ya estaba en el Blog:


EL 11-M Y AZNAR  

He leído en elplural.com un resumen hecho por José María Garrido de la entrevista que Federico Jiménez Losantos le hace al ex-presidente de Gobierno, José María Aznar.

Aznar vuelve a hablar del 11-M. Sería interesante que alguien pudiese hacer un análisis serio acerca de cuál es el grado de frustración que esta persona tiene con relación al 11-M y por qué, intermitente y obsesivamente, se repite con esta fecha. Esta vez quiero ser breve porque son muchas las veces que he escrito sobre Aznar y el 11-M y porque, para contestarle, corro también el riesgo, como él, de repetirme. Aun así, prefiero correr el riesgo de repetirme antes que callarme y morderme la lengua. Por eso, en este escrito voy a recordar solamente una cita y una Carta al director.

La cita es relativamente reciente. Tiene fecha 21 de abril de 2009. Pertenece a un párrafo de la Editorial del Periódico NEGOCIO & ESTILO DE VIDA. Dice así:

"...Pero es lamentable el eterno resquemor que transpira Aznar en casi todos sus actos. Cuando no boicotea sin excesivos miramientos a su propio partido, actúa en un tono rayano en la caricatura. José María Aznar se creyó en un momento un semidiós en posesión de la verdad absoluta y no perdonará jamás lo que considera una injusticia histórica en relación al 11-M. Aznar debe serenarse y superar esa frustración, en beneficio de todos los españoles..."

Similares a esta cita, desde el 11 de marzo de 2004, he oído y leído muchas en la misma dirección.

La Carta al director tiene fecha 15 de mayo de 2006 –conviene recordar que el juicio del 11-M fue en el 2007–, y es una de la treintena de cartas de mi segundo libro 11-M CARTAS AL DIRECTOR,  que titulé Aznar, la FAES y el 11-M. Dice así:

"Se equivocan quienes, tras la intervención de Aznar en la presentación de Robert Kagan el 8 de mayo en la Universidad San Pablo CEU, intentan “aproximar” a Aznar a la realidad de los atentados del 11-M. Y se equivocan también quienes piensan que lo que dijo sobre el 11-M en esa intervención fue “el reconocimiento de una gran mentira”. Tiene razón Aznar en su carta posterior (ABC, 10 de mayo de 2006) cuando escribe que lo dicho en su intervención no supone ninguna novedad en su percepción del 11-M. Si al hablar del terrorismo islamista menciona el 11-M “es porque existe la percepción generalizada en España y en todo el mundo de que elementos islamistas tuvieron un determinado grado de participación en la autoría material”. Es “la percepción generalizada en España y en todo el mundo”, no la suya. Así Aznar puede seguir teniendo su particular “percepción” de que el grado de autoría material islamista fue mínimo y el grado mayor de participación en la autoría material sería de otros (¿ETA, la policía, la guardia civil, los jueces, los servicios secretos, el PSOE?...) Los malditos asesinos terroristas islamistas serían entonces unos pobrecitos “moritos” que fueron “utilizados”.
 
Hay un detalle importante en la intervención de Aznar refiriéndose al 11-M. Cita Bali, Estambul, Casablanca, Madrid o Londres. Pero en ningún momento habla de su gran mentira acerca de la existencia de las armas de destrucción masiva ni pronuncia la palabra “Irak”, cuando de todos es sabida su relación con los atentados del 11-M. Aznar en su intervención obvia la palabra “Irak” igual que obvia el auto del juez Del Olmo. Auto de procesamiento que concluye, provisionalmente, que los atentados fueron obra de terroristas islamistas, que vincula los atentados a la participación española en la guerra de Irak y que descarta la participación de ETA. Pero hay más, Aznar tampoco cita lo que FAES, la fundación que él preside, dijo a principios de 2003: “Cabe esperar el recrudecimiento de la amenaza terrorista si es que se produce la guerra contra Irak, una amenaza que afectará principalmente a los países que participen en ella” ¿Por qué? Porque sabe que ahí está la clave del 11-M. Porque sabe que “se produjo la guerra contra Irak”, que “España participó en ella”, que “se incrementó la amenaza terrorista”, y que la suma de todo nos trajo la tragedia del 11-M. Los pronósticos de FAES se cumplieron. Por eso Aznar elude hablar de todo ello. No quiere reconocerse en lo dicho entonces por FAES porque le delata, le descubre y le pone en evidencia. Aznar ha quedado atrapado en y por la FAES. Eso sí, Aznar en su intervención elogió a Ana Palacio, su ministra de Asuntos Exteriores. La que tras la ocupación de Irak tuvo la “percepción” de que “ya los ciudadanos pagan unos céntimos menos por la gasolina y el gasóleo”. La que, con su particular “percepción”, envió una circular a los embajadores españoles en el mundo, ordenándoles que certificasen la responsabilidad de ETA en los atentados del 11-M. ¡Menudo papelón el suyo!"


ARTÍCULO RELACIONADO:
EL 11-M, EL MUNDO Y LAS ELECCIONES CATALANAS 

martes, 27 de noviembre de 2012

EL SINDICATO UNIFICADO DE POLICÍA (SUP) Y EL 11-M

"Soy de los que creen que la condena de Zougam fue un gravísimo error" ha dicho José Manuel Sánchez Fornet, Secretario General del Sindicato Unificado de Policía, en una entrevista realizada en El Mundo el 25.11.2012 por Fernando Lázaro.


Dicha frase, así como la culpabilidad o no de Jamal Zougam, o sea, más allá de Jamal Zougam, para nada cambia, en mi opinión, la autoría del terrorismo islamista de los atentados del 11-M. Y si atendemos a la declaración de Fornet en El Mundo, tenemos que atender también otras declaraciones del propio Fornet o del propio SUP como las que detallo a continuación:

                                    -------------------- 

1) En comunidad.terra.es en el artículo de Enrique de Diego "Pedro Jota, el mayor manipulador del reino"  podemos leer:
 
Recientemente, generaban la especie de que los sindicatos policiales, y específicamente el SUP, avalaban sus nuevas y viejas patrañas. Pues el SUP ha emitido un comunicado que sería suficiente para que Pedro Jota volviera a la Universidad de Navarra a aprender un mínimo de ética.  

El SUP no es el sindicato de Sánchez Manzano, afiliado al SPP. De hecho, el SUP pidió hasta cinco veces la dimisión de Sánchez Manzano. Recuerda el SUP que Manzano fue nombrado por Ángel Acebes, Ignacio Astarloa y Agustín Díaz de Mera. Y añade: “El SUP mantiene su posición de siempre: los miembros del CNP tuvieron una destacada actuación el 11-M y los días posteriores, y no hay la más mínima duda por nuestra parte respecto a que ningún policía ocultó o fabricó pruebas, ni participó en forma alguna en una supuesta trama de policías y políticos que cometió los crímenes del 11 de marzo. Esa teoría descabellada sigue siendo para nosotros igual de descabellada”.

                                    ---------------------

2) En el proceso que se inició contra Sánchez Manzano, y del que finalmente la Audiencia madrileña acordó el "sobreseimiento libre de la causa", el SUP decidió sumarse a la acusación contra el exjefe de los Tedax y para no dar "un cambio demasiado brusco" El SUP siguió querellándose contra periodistas. Según informó Fernando Lázaro en El Mundo, el SUP decidió sumarse a la acusación que hasta entonces ejercía la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M contra el comisario y ex jefe de los TEDAX, Juan Jesús Sánchez Manzano. Mantuvo de momento, sin embargo, sus querellas contra periodistas que investigan el 11-M.

José Manuel Sánchez Fornet
, secretario general de este sindicato, declara en El Mundo que "ahora es cuando se ha considerado el momento oportuno". Sin embargo, antes de nada pretenden dejar claro en qué creen: "El SUP actúa ante una mala praxis, ante una mala gestión profesional. En el 11-M ni estuvo ETA ni hubo implicaciones oscuras de servicios secretos". Continúa diciendo que "el 11-M fue un atentado islamista cometido por una célula con orientación e influencia de Al Qaeda. Nosotros ahora denunciamos a un mando que pudo actuar con impericia".


                                    ----------------------

3) En el Blog de José Manuel Sánchez Fornet, Secretario General del Sindicato Unificado de Policía (SUP), en el escrito del jueves 22.12.2011 11-M TEORÍA DE LA CONSPIRACIÓN  leemos también, entre otras cosas:

Hemos dicho muchas veces, y hay que repetirlo porque hay personas que, afortunadamente, tienen otras que hacer en la vida que leer los escritos del SUP, que no creemos en la "teoría de la conspiración". No cree el SUP y no creo yo, que la he combatido cuando ha sido necesario. La teoría de la conspiración es la que empezó señalando a ETA como autora de los atentados y luego evolucionó para dejarla en una mezcolanza donde ETA, políticos del PSOE, policías (cientos de ellos de información, seguridad ciudadana, UIPs, TEDAX, etc.) espías, guardias civiles...se habían "complotado" para cambiar el Gobierno del PP por el del PSOE.

Distintos medios se han destacado en esta tesis conspiranóica pero el locutor de Ruanda ha sido el más radical en la misma, bien acompañado por el diario EL MUNDO, en este caso más centrado en intentar demostrar actuaciones policiales que sembraran dudas sobre qué ocurrió el 11-M.

Como unos meses después de iniciada la campaña a favor de la "teoría conspiranóica" el SUP seguía negándola, un líder de otro sindicato entonces (noviembre de 2004) en pacto de unidad de acción con el SUP, me trasladó la "oferta" de Losantos de que apoyáramos sus delirios a cambio de un trato muy generoso en minutos en sus programas en la COPE.

Que fue un atentado de islamistas lo tenemos claro. Hamal Ahmidan "el chino" se escapó del CIE de Madrid unos meses antes del 11-S (sí, atentados de Nueva York) dejando una carta al director, una foto de Osama Bil Laden y su disposición a emprender la yihad. No se sabía qué hacer con él porque ya había agotado el tiempo máximo de permanencia y, casualmente, alguien dejó abierta una puerta por la que salió él y otros 5 más. Antes, en dos ocasiones se intentó su expulsión a Marruecos que lo rechazó por no identificarlo como ciudadano marroquí.

         ---------------------------------------------------------------------
               
 Artículos relacionados:

El Socio de Jamal Zougam en el locutorio de Lavapiés MOHAMED BAKKALI DICE QUE FACILITÓ LAS TARJETAS QUE ACTIVARON LAS BOMBAS DEL 11-M

MOHAMED BOUHARRAT PIDE PERDÓN POR EL 11-M 

11-M: TRASHORRAS QUIERE PEDIR PERDÓN A LAS VÍCTIMAS


lunes, 19 de noviembre de 2012

EL 11-M, EL MUNDO Y LAS ELECCIONES CATALANAS

El que el periódico El Mundo trate de justificar con el 11-M sus informaciones periodísticas sobre otros asuntos es un recurso que ya resulta cansino y aburrido, un indigesto empacho y por lo tanto, nauseabundo. En el caso que me ocupa hoy, además es irrisorio. Con relación a las informaciones publicadas en plena campaña de las elecciones catalanas que han motivado la Querella de Artur Mas contra el diario 'El Mundo', dice el editorial de El Mundo del día 19 de noviembre de 2012: ..."En el proceso penal propio de un Estado de Derecho no sólo rige la exceptio veritatis, cuando se trata de delitos de opinión, sino que existe la fase de prueba en la que se puede solicitar la práctica de las más diversas diligencias. Así ocurrió recientemente en el caso de Sánchez Manzano, en el que la demanda del policía sirvió para que quedara acreditada en sentencia firme la veracidad de nuestras informaciones sobre el 11-M..."

Ante lo cual digo:

  • Es un sarcasmo y una desfachatez que el periódico El Mundo quiera reducir todo unos atentados islamistas terroristas en toda regla a las cuitas que tenga con el policía Sánchez Manzano respecto a la demanda de éste relacionada con la protección del honor.


  • Y por otra parte, si El Mundo tan ufanamente "acredita la sentencia firme" de la Audiencia Provincial respecto a sus bregas con Sánchez Manzano, no se entiende por qué entonces y por qué oscuros intereses "NO ACREDITA LAS SENTENCIAS FIRMES" de la AUDIENCIA NACIONAL Y EL TRIBUNAL SUPREMO (instancias superiores) que dejan bien claro con nombres, apellidos y todo lujo de detalles la autoría del terrorismo islamista del 11-M. Y esto es lo que cuenta a efectos de la autoría de los atentados, no las fútiles peleas que El Mundo mantiene con Sánchez Manzano.


Curiosamente El Mundo escribe este Editorial en la que sale a relucir de nuevo el 11-M un día después en que José Luis Rodríguez Zapatero escribiera otro artículo también en El Mundo, esta vez hablando de Cataluña, pero en contraposición con el Editorial de El Mundo citado sin hacer ninguna referencia al 11-M. Es el tercer artículo que Zapatero escribe en El Mundo. Todavía no ha dicho ni palabra sobre el 11-M. Sigo esperando pacientemente.

Relacionar informaciones periodísticas con el 11-M se ha convertido para El Mundo en una práctica recurrente, pero carente ya de total credibilidad. Las últimas relaciones de sus "trabajos periodísticos" las estableció con La desaparición de los niños Ruth y José y con El Caso Interligare

Lo raro, lo verdaderamente raro es que hasta ahora El Mundo no haya relacionado el 11-M ocurrido en Madrid con lo ocurrido en el Madrid Arena. Total, entre un día de terrorismo y una noche de terror siempre habrá alguien que pueda establecer alguna comparación... Pero quizá para El Mundo esto sea ya mucho relacionar, un "trabajo periodístico" por el que no le resulte rentable ni grato transitar: Ana Botella, José María Aznar, la guerra de Irak...

Artículo relacionado:
El falso informe policial y los semáforos del periodismo 
 

domingo, 18 de noviembre de 2012

EL 11-M Y EL NUEVO GOBIERNO DE MARIANO RAJOY

ADVERTENCIA

Este escrito lo hice el 6 de diciembre de 2011, tras la victoria del Partido Popular en las elecciones generales del 20 de noviembre de 2011. Cuando en mayo de 2012 decidí hacer el Blog y recopilé todos los escritos que había hecho hasta entonces, omití éste por error. Prueba de lo que digo es que el escrito se publicó en diferentes sitios web, algunos de los cuales relaciono a continuación:

Rajoy y su Gobierno, frente al 11-M ellibrepensador.com
El 11-M y nuevo Gobierno de Mariano Rajoy elplural.com
El 11-M y el nuevo Gobierno de Mariano Rajoy loquesomos.org
El 11-M y el nuevo Gobierno de Mariano Rajoy nuevatribuna.es

------------------------------------------------------------------------------------------


EL 11-M Y EL NUEVO GOBIERNO DE MARIANO RAJOY


Decía el editorial de El País de fecha 21.11.2011 –un día después del 20N– titulado Zapatero debe dimitir como secretario general del PSOE: "...La terquedad y mentiras del mismo Aznar tratando de atribuir a ETA los atentados del 11-M fueron causa del regreso del PSOE al poder..."

Ante dicha afirmación me permito hacer el siguiente comentario: No sólo mintió Aznar. El PP también mintió. A ver si va a resultar ahora que por el hecho de que el Partido Popular haya ganado las elecciones generales, El País va a perder la memoria, hacer la vista gorda, poner paños calientes y bailarle el agua al PP en lo que al 11-M se refiere. Mintió Aznar y mintió el Partido Popular como tal. Así de claro y terminante.

Tres días antes del 20N –el 17 de noviembre de 2011– José María Izquierdo había escrito en el El País el artículo titulado
¿Qué hay de lo mío?, que, entre otras cosas, decía: ..."Mariano Rajoy va a tener que lidiar, también, con una de las exigencias más repetidas por algunos representantes de la extrema derecha mediática, desde Pedro José Ramírez a Federico Jiménez Losantos, conocidos como los conspiranoicos: el 11-M. Nadie mejor para explicarlo que un editorial de Libertad Digital, una de las publicaciones más destacadas en defender el complot universal: “Por mucho que las elecciones del próximo 20 de noviembre reviertan el cambio de Gobierno que se produjo aquel 14 de marzo sacudido por la matanza, nuestro afán por saber no se apagará hasta que conozcamos toda la verdad del 11-M”. Advertencia que ya se encargarán de hacer efectiva esos medios, El Mundo, Libertad Digital, etcétera, y esos investigadores: Luis del Pino, Peones negros"...

Certero análisis al que me permito añadir también otro comentario: Los conspiranoicos se han pasado más de siete años preguntado al PSOE pero los avatares de la política tienen estas cosas y ahora tendrán que preguntar al PP. Ha llegado la hora de que el PP dé explicaciones. Ya veremos si la conspiranoia pregunta al Partido Popular y al Gobierno de Rajoy con la misma insistencia y virulencia con que han preguntado al PSOE y al Gobierno de Zapatero, o ante el Partido Popular y el nuevo Gobierno de Rajoy claudican de sus exigencias o le suplican vergonzosamente de rodillas, pidiéndole incluso financiación añadida para la cuenta corriente que les permita mantener su chiringuito. Efectivamente, el nuevo Gobierno del PP de Mariano Rajoy va a tener la oportunidad de responder a muchas preguntas. Pero no sólo a las que hacen los conspiranoicos, también a las que puedan hacer otras gentes como yo. Desde luego yo no voy a hacer como el PP, que en Abril del 2006 presentó en el Congreso de los Diputados una batería de 215 preguntas, que al día de hoy han quedado obsoletas y resueltas durante el juicio y la posterior sentencia. ¡Por cierto!, la pregunta 85 dice textualmente: ¿Quién suministró a los terroristas del 11-M la metralla incluida en las mochilas bomba? ¿Qué les parece ahora esta pregunta 85 del PP en contraste con la paranoia conspiranoica negando
La metralla del 11-M en los trenes? ¿No les resulta chocante? No es sólo para que los conspiranoicos se pongan de los nervios, es la constatación fehaciente de las numerosas contradicciones y enredos en los que el PP y toda la conspiranoia se han venido descomponiendo en todo el tiempo transcurrido desde los atentados.

Teniendo en cuenta que el Programa Electoral del PP con el que ha ganado las elecciones generales no dice absolutamente nada sobre el 11-M, es una incógnita saber por dónde discurrirá su actuación a tenor del continuo desvarío en las manifestaciones que sus dirigentes han venido haciendo, como por ejemplo:

a) "Rajoy cree que podría anularse el sumario del 11-M si 'la mochila de Vallecas' no estaba en los trenes" (El Mundo 13/03/2006
)

b) "Hace muchísimo tiempo que me convencí de que los autores eran islamistas" (Respuesta de Rajoy a una pregunta del Director de El País, Javier Moreno (El País 06/03/2008)

c) "Hoy creo que no fue ETA. Lo creí en un primer momento porque es lo que me dijeron". Fue la respuesta de Rajoy a la pregunta "¿Descarta a ETA de la autoría del 11-M?" en el programa de TVE Tengo una pregunta para usted (Público 31/03/09)

d) Javier Arenas: "Creo que muchos españoles exigían que se aclarara todo, pero me parece que es positivo que nos centremos en las cuestiones que más le preocupan a los españoles y me parece que el 11-M no está entre las preocupaciones de los españoles"... (El País 23/06/2008)

e) Mª Dolores de Cospedal: "Cuando el PP llegue al Gobierno va a 'ayudar a que se conozca toda la verdad' sobre el 11-M" (El Mundo 29/10/2010)

f) Otra vez Javier Arenas, Ministro de la Presidencia y Vicepresidente Segundo del Gobierno de Aznar en la fecha de los atentados: "Arenas relaciona a los autores intelectuales del 11-M con ETA" (El Mundo 26/01/2011)

g) "El PP desclasificará todos aquellos documentos que sirvan al esclarecimiento judicial del 11-M. Así al menos, lo ha prometido de manera solemne su vicesecretario de comunicación, Esteban González-Pons, en la rueda de prensa ofrecida al término de la reunión del comité de dirección nacional del partido". (El Mundo 20/06/2011)

Por lo tanto, volviendo a la gran ocasión que el nuevo Gobierno del PP de Mariano Rajoy tiene ahora de dar explicaciones, para empezar –al menos para mí– es suficiente que comience respondiendo a estas dos:

1) Destrucción de trenes. Si es cierto, como dicen los conpiranoicos, que los trenes explosionados se destruyeron a los dos días de los atentados, ¿por qué se destruyeron los trenes mientras el PP aún era Gobierno, mientras Aznar aún era Presidente, Acebes aún era Ministro de Interior, Álvarez-Cascos aún era Ministro de Fomento y Michavila aún era Ministro de Justicia? ¿Quién dio las órdenes políticas para hacerlo? ¿Qué instancia administrativa de alguno de esos Ministerios –u otros ministerios u organismos: Renfe, etc.–
del aún Gobierno del PP presidido por Aznar firmó la orden de llevar los trenes al desguace a los pocos días de los atentados? ¿Por qué? ¿Qué sabían? No olvidemos que Aznar y todos sus ministros estuvieron en el Gobierno hasta el 17 de abril de 2004, treinta y tantos días después de los atentados y que, sin embargo, los trenes –siempre según los conspiranoicos– los destruyeron a los pocos días. Curiosa y extrañamente, esta pregunta tan simple que yo hago ahora no está entre las 215 preguntas que el PP presentó en el Congreso. ¿No les parece sospechoso a los teóricos de la conspiración que entre las 215 preguntas hechas por el PP no haya ninguna relacionada con la destrucción de los trenes explosionados? No creo que fuese por olvido. Entonces, ¿qué motivos tuvo el Partido Popular para no hacerla?

2) Desaparición de información. A tenor de la noticia …"Nadie sabe qué había en los ordenadores, pero sí se sabe qué es lo que no se ha encontrado. Por ejemplo, el acta de la reunión que el minigabinete de crisis mantuvo en La Moncloa tras los atentados del 11-M; las conversaciones que Aznar mantuvo ese día con mandatarios extranjeros y responsables de medios de comunicación; o las informaciones que recibió y las instrucciones que impartió"...
El Gobierno ignora qué se borró de los ordenadores de La Moncloa. De ser cierta la noticia, ¿por qué desapareció información de los ordenadores de la Moncloa?

Considero suficiente, de momento, que el nuevo Gobierno del PP de Mariano Rajoy, además de "lidiar con los conspiranoicos", responda de forma clara y precisa a estas dos preguntas, cuyo denominador común es la palabra destrucción: destrucción de trenes y desaparición (destrucción) de información mientras el PP era aún Gobierno. Cuando las responda, ya habrá tiempo de hacerle alguna más.

domingo, 11 de noviembre de 2012

11-M: TRASHORRAS QUIERE PEDIR PERDÓN A LAS VÍCTIMAS

Escribe Fernando Lázaro en el periódico El Mundo del día 10 de noviembre de 2012:

...Trashorras busca acogerse al nuevo plan de reinserción de terroristas. Ha pedido por escrito al juez permiso para verse con sus víctimas y pedirles perdón...

...no parece que ninguna de las víctimas, familiares de los fallecidos o heridos, del 11-M esté dispuesto a sentarse ante Suárez Trashorras para escucharle pedir perdón...

...El nuevo plan se refiere a la llamada "vía Nanclares dejaba abierta la puerta a que también los condenados por el 11-M pudieran tratar de acceder a las vías de reinserción...

Este asunto viene de lejos. Ya el 28 de marzo de 2011 el periodista José Yoldi escribía en El País:

RECURSO AL TRIBUNAL EUROPEO DEL CONDENADO POR EL ATENTADO DE LOS TRENES. Trashorras confiesa que proporcionó a los islamistas los explosivos del 11-M. El exminero pide perdón a las víctimas por no haber prestado su colaboración 

El exminero José Emilio Suárez Trashorras, condenado a 34.715 años de prisión por su relación con los atentados del 11-M, ha reconocido ahora que él proporcionó la dinamita Goma 2 robada en Mina Conchita a Jamal Ahmidan, El Chino, con la que se fabricaron las bombas que estallaron en los trenes de cercanías de Madrid el 11 de marzo de 2004 y que causaron la muerte de 191 personas y graves lesiones a otras 1.856.

Es la primera vez que Trashorras confiesa oficialmente haber proporcionado el explosivo -aunque asegura que no sabía para qué era-; y no lo ha hecho en una declaración periodística sino en el recurso que ha presentado su abogado, Carlos Orbañanos, ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Orbañanos recurre la condena a Trashorras al considerar que su defendido no es un terrorista. En el recurso, el exminero pide perdón a las víctimas no solo por lo que él considera su involuntaria participación en los atentados, sino por no haber colaborado con la justicia en el esclarecimiento de los hechos. Trashorras ha dado, antes de ésta, siete versiones distintas de lo que ocurrió, aunque la única oficial es la que dio en el juicio, donde negó haber proporcionado la dinamita.

"Todo o gran parte del explosivo usado el 11-M provino de Mina Conchita".
"El condenado asegura que no sabía para qué era la dinamita".

En el motivo segundo del escrito presentado en Estrasburgo, Orbañanos escribe: "A fin de evitar debates innecesarios y superfluos al objeto del presente recurso es deseo de mi defendido, apartándose de la estrategia de defensa mantenida hasta el presente, reconocer, como bien expresa la sentencia de la Audiencia Nacional (página 658) que todo o gran parte del explosivo utilizado en el terrible atentado del 11-M y [en el suicidio de Leganés que causó la muerte de un polícia] el 3 de abril provino de Mina Conchita y que fue mi representado (pero no solo él) quien lo puso a disposición de Jamal Ahmidan".

El texto añade inmediatamente: "Aunque exceda del objeto del presente recurso el señor Suárez Trashorras con este reconocimiento desea pedir perdón a las víctimas y lamentar no haber prestado la colaboración necesaria a la Administración de justicia para que se hubiera conseguido un mejor esclarecimiento de los hechos a fin de reconfortar en lo posible a las víctimas y sus familiares y para mejor información y tranquilidad de la sociedad española. Este reconocimiento, que afecta a la esfera moral y, por tanto, no a la jurídica, no se integra en estrategia alguna de defensa, aunque cada cual, sin duda, dicho sea con los debidos respetos, lo interpretará como mejor tenga por oportuno".
Trashorras fue condenado como autor por cooperación necesaria en los atentados del 11-M, al considerar la Audiencia Nacional -y ratificar el Supremo- que proporcionó a la célula del islamista Jamal Ahmidan, El Chino, los explosivos que estallaron en los trenes y los que utilizaron para suicidarse en Leganés el 3 de abril de 2004. La condena de 34.715 años es algo menor de los más de 42.000 que le hubieran correspondido si no se le hubiera aplicado la atenuante de padecer esquizofrenia. También fue condenado a 10 años por tenencia y tráfico de explosivos y contra la salud pública por su implicación en la Operación Pipol, que en julio de 2001 desarticuló una trama que tenía en su poder 86 kilos de hachís, tres de cocaína, 16 cartuchos de Goma 2 y 94 detonadores.
El exminero alentó en el pasado, con algunas declaraciones periodísticas, varias teorías conspirativas sobre lo ocurrido el 11-M. El montaje, sin embargo, fue desacreditado cuando se conoció una grabación realizada en la cárcel de Soto del Real (Madrid) en la que se mostraba dispuesto a "contar hasta la guerra civil", mientras le siguieran pagando.

En el recurso presentado ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, Trashorras alega que nunca creyó que El Chino y su grupo fueran islamistas radicales y que constituyeran un grupo terrorista, porque, entre otras circunstancias, iban a locales de alterne, consumían alcohol y drogas y traficaban con estas, lo que no es una conducta propia de integristas islámicos.
Argumenta que tampoco supo para qué querían los explosivos y que se le dijo que era para atracar joyerías, pero que nunca se imaginó que pudieran volar los trenes de Madrid.

La sentencia, sin embargo, razonó que el exminero pudo conocer los propósitos de El Chino cuando, según la declaración del menor apodado El Gitanillo, Trashorras recordó a El Chino que no olvidase "coger las puntas y los tornillos, que estaban unos 15 metros más adelante". El tribunal razonaba que no se incluye metralla en las voladuras de joyerías y que ese hecho demostraba que el exminero sabía que la dinamita se iba a utilizar contra personas, la única razón de utilizar metralla con el explosivo.
El recurso diferencia entre lo que vio y lo que oyó El Gitanillo, porque el menor nunca llegó a ver la metralla, solo los cartuchos de explosivos.

Y, sobre el radicalismo de Ahmidan y su grupo, la sentencia señalaba que Trashorras estaba al corriente de ese extremo después de la disputa que el 26 de febrero de 2004 su entonces esposa, Carmen Toro, tuvo con El Chino en la casucha de Chinchón, cuando reprobó al islamista que justificara la realización de atentados contra occidentales.

Lectura completa en TRASHORRAS CONFIESA QUE PROPORCIONÓ A LOS ISLAMISTAS LOS EXPLOSIVOS DEL 11-M

Dice también Fernando Lázaro en su artículo de El Mundo lo siguiente: "Suárez Trashorras, hasta ahora, es el primero de estos internos que ya ha dado muestras de querer acceder a este plan al menos ante el juez de la Audiencia Nacional". No es cierto; el 19 de agosto de 2012 La Nueva España lne.es publicaba: Mohamed Bouharrat, condenado a 12 años, es el primer recluso por "terrorismo no etarra" que logra los permisos tras pedir perdón por escrito. Leer más en Un preso por el 11-M accede al segundo grado penitenciario por la "vía Nanclares" No sé si será por desconocimiento o desinformación, pero el caso es que el periódico El Mundo desatina. Además, estos dos casos de arrepentimiento desmontan ese interés de la conspiranoia mediática y política en presentar a Jamal Zougam como el único condenado, cuando todo el mundo sabe que son más los que están condenados y al parecer, ahora, dispuestos a pedir  perdón. Un perdón que, desde luego, mío no lo van a tener.
  

domingo, 4 de noviembre de 2012

LUIS MARÍA ANSON Y EL 11-M

“Los sucesos del 11-M, todavía tan turbios…”, escribía el 25.10.2012 el miembro de la Real Academia Española y articulista del periódico El Mundo, Luis María Anson.

Si es que aún no sabe de su existencia, a Luis María Anson le convendría conocer la HISTORIA DE UNA CONSPIRACIÓN, DOSIER ESPECIAL SOBRE EL 11-M  publicada por la Revista CAPÇALERA del Colegio de Periodistas de Cataluña.

Dada la amplitud del documento, transcribo sólo unos cuantos párrafos con la certeza de que una lectura detenida del dosier completo ayudará a comprender qué han pretendido algunos y qué siguen pretendiendo algunos todavía "enturbiando" los atentados del terrorismo islamista del once de marzo de dos mil cuatro.

Artículo relaciondo:
Luis María Anson y el 11-M (2ª parte) 

----------------------------------------------------------------------------------

...Estas diferentes maneras de trabajar en una misma redacción han provocado que El Mundo alternara informaciones contrastadas con otras que no lo estaban, como por ejemplo, cuando el 3 de mayo del 2006, Fernando Múgica informaba erróneamente que “la furgoneta del 11-M tenia una tarjeta del Grupo Mondragón en el salpicadero” con la voluntad de subrayar la vía etarra, cuando en realidad se trataba de una cinta de la Orquesta Mondragón...

...Al cabo de pocas semanas del atentado, el 23 de abril de 2004, Múgica publicó un extenso artículo titulado “Los agujeros negros del 11-M” donde planteaba las lagunas del sumario. Su idea inicial no era que aquello fuera el comienzo de nada, pero el éxito del artículo en cuestión le invitó a convertirlo en una serie que se titula “Los agujeros negros”. Múgica también es el autor de la entrevista en exclusiva a Suárez Trashorras (ocupó tres portadas consecutivas y, como escribiría Casimiro García-Abadillo, “ha supuesto un garrotazo a la versión oficial sobre lo que ha ocurrido en el 11-M”) en la cual el exminero soltaba perlas como: “soy una víctima de un golpe de Estado que se ha tratado de encubrir detrás de las responsabilidades de un grupo de musulmanes y de los confidentes, cuando estaba todo perfectamente controlado por los Cuerpos de Seguridad”. Sus palabras quedarían desacreditadas poco después cuando se descubre que un año y medio antes de aquella entrevista, Trashorras, que sufre esquizofrenia, había dicho a sus padres que “si El Mundo me paga y estoy fuera, les cuento hasta la Guerra Civil”...

...Son informaciones como estas las que levantan ampollas dentro de la redacción de El Mundo. Según una fuente interna que prefiere mantener el anonimato, “había gente que no entendía que se diera tanta importancia a personas implicada en los atentados (en referencia a Trashorras). Este es un tema que se ha vivido con cierta preocupación”. Algunos periodistas de la redacción también se han mostrado desconcertados por la insistencia en algunos temas que no llevaban a ninguna parte, sobre todo por los “agujeros negros” de Múgica...

...Se trata de la marcha de Gumersindo Lafuente, que era director de Elmundo.es y que abandonó el periódico tras ser cesado por Pedro J. Ramírez el 18 de julio de 2006. Poco después, Lafuente reconocería a la revista Diagonal que las informaciones sobre el atentado habían marcado su salida del periódico. “Lo achaco a mi posición en contra de publicar algunas informaciones relacionadas con el 11-M que no pensaba que tuvieran el rigor necesario”, señaló Lafuente. Poco después, Borja Echevarría, subdirector de la versión digital (que tradicionalmente ha mostrado mucha independencia en relación a la versión en papel), también se niega a privilegiar este tipo de informaciones y es relegado a redactor jefe de internacional para, finalmente, acabar marchándose...

En cuanto a Telemadrid ...en medio de todos estos cambios, en septiembre de 2004, la dirección de la cadena propone a Javier Bosque ser jefe de la sección de nacional. Este periodista, que llevaba diez años en la empresa, acepta tras pensarlo un tiempo, ya que no tenía experiencia en política nacional. “Me hacía ilusión”, admite. Le dejaron formar su propio equipo, pero con el tiempo se dio cuenta de lo que estaba sucediendo. “Hasta ese momento, en Telemadrid, no había habido una marcada línea editorial. A partir del 11-M, todo giraba entorno a eso”, recuerda. “El tema de la portada de El Mundo tenía que darse cada día”, señala. Sus reporteros de Tribunales e Interior se encargaban de contrastar la información de esas portadas. “Nos dimos cuenta que no había una base sólida, que lo que hacían era dar importancia a aspectos aislados del sumario”, afirma. Pero desde la dirección de la cadena les decían que aunque no hubiera una base sólida, tenían que dar aquella noticia. “En algunas ocasiones, al día siguiente, El Mundo se contradecía con lo que había dicho el día anterior y nosotros quedábamos en ridículo por haber dado aquella información”, recuerda. Poco a poco, Bosque fue entendiendo porque lo habían escogido a él. “Cuando te nombran para el cargo te crees que vales mucho. Luego te das cuenta que es porque creen que podía estar próximo ideológicamente a sus posturas y porque al no tener mucha experiencia era más moldeable”, admite. Toda esa situación le superaba. “Me desmotivé. Veía que, si seguía allí, acabaría haciendo cosas que no quería hacer. Estaba cansado. No me veía con fuerzas suficientes para pelearme cada día”, reconoce. Estuvo en el cargo hasta julio de 2005 cuando dimitió...

...Pero los problemas derivados del sesgo ideológico que se imprimía en la cadena desde la dirección no terminaron con los cambios vividos en los servicios informativos los dos años posteriores al 11-M. Uno de los casos más sonados de la cadena ha sido el de Germán Yanke, el popular presentador del programa Diario de la noche, que dimitió en octubre de 2006, unos días después de una entrevista a Esperanza Aguirre en la que ésta le recriminó tener una postura favorable al PSOE. “No me gusta que usted compre el discurso del Partido Socialista”, le dijo Aguirre en la entrevista. Al día siguiente ésta le llamó para disculparse (“me dijo que estaba muy cansada”), pero allí no se acabarían los problemas. Faltaban dos meses para que finalizara el contrato y tenían que decidir con la dirección qué hacían con Diario de la Noche. “Me decían que era necesario darle la vuelta al programa y una de las cosas que apuntaron es que no reflejaba adecuadamente las investigaciones de El Mundo sobre el 11-M.Pensé que si aceptaba sus condiciones me estaría bajando los pantalones”, recuerda Yanke. Poco después de su dimisión, Pablo Sebastián, uno de sus más estrechos colaboradores en el programa, explicó las presiones que recibían por parte de la dirección de Telemadrid. En un artículo (“La caza y la captura del Diario de la Noche”) del 9 de junio de 2006 que podía leerse en La Estrella Digital, portal que dirige Sebastián, éste escribía lo siguiente: “Manuel Soriano lleva meses presionando, y en los últimos días incluso con mensajes escritos, para que los responsables del programa se pongan en contacto y a las órdenes del director adjunto de El Mundo, Casimiro García-Abadillo, para que les explique la única verdad sobre el caso de lo peritos de ácido bórico y los documentos falsificados, así como sobre las instrucciones de Garzón, últimas obsesiones conspiratorias de este periódico. ¿Quién es Soriano para pedir a un informativo de la cadena pública Telemadrid que se ponga a las órdenes de El Mundo, insistiendo una y otra vez en que tenía que llamar a Casimiro?”...

Sobre Luis del Pino (que dio pie a la creación de los Peones Negros) ...son muy críticos con lo que viene haciendo. Incluso una fuente de El Mundo reconoce que “en la redacción no se entiende que este señor sea el columnista que habla del 11-M”. Por su parte, Antonio Rubio, subdirector de El Mundo, responde categóricamente cuando le pregunta por Del Pino. Rubio es taxativo cuando se refiere al trabajo de Del Pino. “El cuerpo se me quedó muy mal cuando leí lo de los cadáveres congelados”, afirma Rubio en referencia a una de las teorías más inverosímiles de los conspiracionistas según la cual las Fuerzas Armadas y Cuerpos de Seguridad del Estado habrían engañado, drogado y asesinado a delincuentes comunes, los habrían congelado y les habrían hecho pasar como los terroristas de Leganés...

En cuanto a la Cope, ocurrió otro tanto de lo mismo ...Es normal que informadores y políticos tengan relaciones cordiales. Sin embargo, en algunos casos es más que esto. “La relación de Jiménez Losantos con la dirección del PP es de un compadreo excesivo”, asegura Miguel Ángel Marfull, ex-redactor de la COPE. El problema de los largos encuentros entre Zaplana y Jiménez Losantos es que los dos han confluido en un mismo interés al abanderar las tesis conspiratorias que un sector minoritario, pero muy visible, del Partido Popular ha apoyado y que el locutor radiofónico ha propagado desde la cadena de la Conferencia Episcopal....


...En realidad, la COPE hacía tiempo que tenía a El Mundo como referente informativo, sobre todo desde la llegada de Antonio Herrero en 1993. Su repentina muerte y el posterior salto a la política como eurodiputado de Luis Herrero es lo que comporta que en el 2003 Jiménez Losantos coja las riendas del programa matutino. Es él quien potencia aún más la relación con este periódico. “La identificación de contenidos entre la COPE y El Mundo ha sido cada vez mayor. La radio ha hecho de altavoz de las informaciones del periódico porque Pedro Jota y Losantos tienen los mismos objetivos”, destaca Apezarena. Las informaciones propias fueron quedando, poco a poco, relegadas a una redacción hecha a la medida de Losantos y de los “diez millones de huérfanos del 14-M” a los que asegura dirigirse....



...Sin embargo no todos piensan que los principales abanderados de la versión alternativa estén tan convencidos. “Pedro Jota es demasiado inteligente para creerse la ‘teoría de la conspiración’”, afirma Alfonso Rojo, exsubdirector de El Mundo...


...El periodista y ex-decano del Colegio de Periodistas de Cataluña, Josep Maria Huertas, escribió un artículo (“Mentir y no saber perder”) en un número extra de Trípodos, la revista de la Universidad Ramon Llull –donde ejercía como profesor– un mes después del 11-M. En el artículo Huertas comparaba la actitud de los gobernantes del PP después del atentado con la situación que se había dado hacía una década. Sus palabras fueron premonitorias: “Lo peor sería que estuviéramos de nuevo en la antesala de una actitud manipuladora del PP, como ocurrió durante el último mandato de Felipe González, y se organice un frente informativo, por llamarlo de alguna forma, que vaya erosionando con insinuaciones y medias verdades al contrario. Si hemos de revivir las fechorías de lo que se conoció como el “sindicato del crimen”, sería necesario que nos preparásemos para saber denunciar estos usos tan antidemocráticos de la comunicación”. Es necesario mirar atrás para entender a qué se refiere. La derrota del PP en las urnas en 1993 no había sido digerida con facilidad por algunos sectores del partido y en Madrid se estaban moviendo muchos hilos. El 22 de agosto de 1994 un artículo de José Luis de Vilallonga en su sección semanal Cartas desde París de La Vanguardia se convertía en la noticia del verano. El texto, titulado “García Trevijano” hablaba de una conspiración: “Me revelan la existencia de una confabulación que pretende desestabilizar al Gobierno, provocar la abdicación del rey y proclamar una república de la cual sería presidente el ex-notario y hombre de negocios Antonio García Trevijano. Según mis informadores, los protagonistas de esta operación serían el susodicho García Trevijano, un conocido medio de comunicación poco dado a los escrúpulos éticos y que cuando lo cree conveniente roza abiertamente el amarillismo, un personaje allegado a Alfonso Guerra, cuyo nombre me reservo por medidas de seguridad y un ex-banquero que financia regularmente las campañas antigubernamentales emprendidas por el citado medio...

...Todo esto suena a broma pero no lo es. Me dicen que Luis María Anson, entre otros, se lo toma muy en serio”. Como era de esperar, el artículo dio mucho que hablar, aunque no todo el mundo se sorprendió de su contenido. “Cuando Vilallonga publicó aquel artículo todos sabíamos que eso estaba pasando”, recuerda Fernando Jáuregui, veterano periodista madrileño. Así pues, el texto del aristócrata servía para visualizar lo que algunos ya sabían y para dar a conocer lo que otros desconocían. La información de aquel polémico artículo no era un brindis al sol. El 13 de agosto de aquel año, tan solo nueve días antes de su publicación, un grupo de periodistas se reunió en La Quinta, un selecto complejo turístico situado a medio camino de los municipios de Marbella y Benahavis. Además de periodistas de renombre también se encontraba Antonio García-Trevijano y Mario Conde, tal y como Vilallonga había advertido en su artículo (aunque al segundo lo cita indirectamente). Ese encuentro sirvió para constituir la Asociación de Escritores y Periodistas Independientes (AEPI). El periodista Pablo Sebastián, que llegaría a ser secretario general de la misma, recuerda que fundó la AEPI “para denunciar los crímenes de estado y la corrupción”. Su consejo fundador estaba integrado por Luis María Anson, José Luis Balbín, Antonio Burgos, Camilo José Cela, Julio Cerón, Antonio Gala, José María García, Antonio García-Trevijano, Teodoro González Ballesteros, José Luis Gutiérrez, Antonio Herrero, Federico Jiménez Losantos, Julián Lago, Manuel Martín Ferrand, José Luis Martín Prieto, Luis del Olmo, Raúl del Pozo, Pedro J. Ramírez, Pablo Sebastián y Francisco Umbral, ...aunque algunos como Del Olmo se salieron muy pronto. “Estuve tan sólo una semana. Cuando Pablo Sebastián me llamó y me dijo que querían reunirse para marcar las líneas maestras de lo que había de ser la democracia en España decidí desconectar rápidamente de todo aquello”.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Luis del Olmo describiría más tarde con exactitud el contubernio: “estuve en la AEPI junto a otros ilustres colegas, pero en cuanto olimos la mierda que allí había salimos zumbando”. Leer más en El sindicato del crimen

Luis María Anson haría bien en mirárselo, no sea que la turbiedad que ve en el 11-M sea el reflejo de la bascosidad generada por los desvaríos que sobre el 11-M publica el periódico en el que escribe.